Enrique Terminel Fonseca, sinaloense ejemplar

0
7013

Un hombre visionario, impulsor del deporte, la educación y sobre todo del desarollo empresarial de Guasave es don Enrique Terminel Fonseca.

El sinaloense ejemplar nació el 3 de noviembre de 1939 en Quiriego Sonora. Es hijo de Antonio Terminel Belderrain y de Amada Fonseca Laura. Muy joven contrajo nupcias con Alicia Esperanza Rojo Quiroz (qepd) con quien procreo a siete hijos: Enrique, (+), Moisés, Denys Amada, Elisa Alicia, Alejandro, Martín Antonio y Agustín.

Enrique Terminel decidió desde muy joven dedicarse al sector empresarial por lo que desde joven cursó la carrera de taquimecanografía en la Academia Pitman de Guasave. A la edad de 16 años empezó a trabajar a Banamex y después en Banco Ejidal y en el año de 1973 empezó a incursionar en la venta de granos a lo que adhirió la venta de semillas y fertilizantes  para la actividad agrícola que en esas fechas vivía una gran bonanza.

Gracias a Don Enrique Terminel, en 1987 llega Guasave la primera industria de transformación de materias primas pues puso en marcha el primer molino de trigo del municipio al que le dió el nombre de Hernando de Villafañe, en alusión al frayle jesuíta a quien se le atribuye la conquista de Guasave.

Pero la aportación que ha hecho Terminel Fonseca al municipio  y en si a Sinaloa va más allá de la huella que dejó en la industria ya que  formado en una familia en la que prevalecían los buenos valores, Enrique se ganado el reconocimiento social por su alto sentido de filatropía, el cual quedó demostrado cuando fue presidente del Comité de Financiamiento de la Universidad de Occidente, cargo que ocupó durante veintidos años impulsando una gran cantidad de obras y otorgando una incontable cifras de becas para los estudiantes de escasos recursos económicos.

Además a principios de los noventa ocupó el cargo de presidente del Patronato de Cruz Roja Mexicana en Guasave, en donde tiene el merito de haber construido el edificio que se encuentra por bulevar Central y Dr de La Torre. Incluso el mundo deportivo también fue apoyado por este visionario hombre de negocios tanto así que el Lienzo Charro de La Florida lleva su nombre además de que fue también presidente del Club Algodoneros de Guasave cuya afición a este deporte lo llevó a impulsar la construcción de los estados de beisbol de La Trinidad, que por cierto lleva su nombre, así como el de Tamazula, El Burrión, Portuguez de Gálvez y Choipa.

Actualmente Enrique Terminel Fonseca se siente satisfecho por lo que a lo largo de su vida ha realizado ya que los productos que se generan en el Molino Hernando de Villafañe llegan a las mesas de los hogares de Sinaloa, Sonora y Chihuahua; además de que la producción de granos que se acopían en sus bodegas están en condiciones de colocarse en países de Sudamérica, Europa y Asia.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario por favor
Ingresa aquí tu nombre por favor