Horticultores viven una buena racha de precios en tomate, pero lamentan la competencia desleal de la industria

La empresa La Costeña  ya salió a ofertar tomate de lotes que siembran para proceso industrial con un  costo mucho menor al que realizan quienes siembran para atender la demanda de tomate en el mercado nacional y de exportación.

0
423

El presidente del Cluster Hortícola de Sinaloa, Manuel Othón Cruz Burgos declaró que en la presente temporada han tenido una buena racha de precios, al menos con la producción de tomate, sin embargo lamentó la competencia desleal que representa la industria procesadora, que como La Costeña  ya salió a ofertar tomate de lotes que siembra para proceso industrial,  con un  costo mucho menor al que realizan quienes siembran para atender la demanda de tomate en el mercado nacional y de exportación.

Entrevistado sobre los altos precios a los que se venden los tomates, que en el caso de supermercados de la región alcanzó niveles de hasta 56 pesos por kilogramo, el empresario indicó que como siempre los precios al consumidor nada tienen que ver con los precios que se pagan a los productores.

Explicó que este incremento de precios tiene que ver con la reducción en las siembras de tomate en la presente temporada, ya que la amenaza de precios dumping por parte de Estados Unidos provocó que este ciclo se sembrara un 20 por ciento menos.

“Gracias a Dios se llegó a un acuerdo con el tema de los precios dumping y el mercado está funcionando, y el otro factor que se presentó fueron las lluvias que hace mucho tiempo no se presentaban,  por lo que no hubo cultivos de primera porque de tener cultivos de de 9 a 10 hilos, ahora por la lluvia quedamos en 6 hilos y esto provocó una baja en la producción,  pero gracias a Dios se reflejó en buenos precios».

El mensaje que nos deja esta experiencia, es que siempre debemos hacer una buena planeación de las hectáreas que soporta el mercado,  porque hace dos años nos pasó que se desbordaron las siembras de todos los cultivos de hortalizas , incluso algunos graneleros se metieron a la siembra de legumbres y ese propició que el 2018 fuera un año catastrófico para los horticultores.

Indicó que el avance que se tiene a la fecha,  es que seguimos con buenos precios porque se está acomodando, obviamente la tendencia es que el mercado,  el mismo consumidor y la economía del país se tiene que seguir regularizando.

“El problema es que los precios han  ido bajando, porque ahorita como todos los años, está pasando  algo que vemos muy mal,  porque la industria ya salió a ofertar tomate, específicamente vemos que la empresa La Costeña está sacando sus lotes,  que son para proceso industrial y nuestra postura es totalmente en contra,  porque el tomate de ellos es un tomate de suelo, tomate sin plástico,   que va enfocado a la industria,  pero ya ofertaron…  traen una superficie bastante  interesante, muy respetable, y aunque están en su derecho,  esto nos viene a destambalear al mediano agricultor y a los empaques que nos dedicamos a sembrar para el mercado nacional”.

En este sentido expresó que nuestros tomates tienen más inversión,  porque son tomates envarados, son variedades mucho más caras que las de ellos porque no están tirados en el suelo y la mayoría de nosotros, al menos en el Cluster, todos tenemos la certificación de SENASICA y otras certificaciones más interesantes y nos parece desleal que oferten un hectareaje alto al mercado porque obviamente habiendo mas fruta tienden a desplomarse los precios.

Por ello, el llamado que hizo es que ojalá y las autoridades de agricultura, del nivel federal, estatal y municipal toquen este tema,  de que sí sembramos para el mercado nacional, de  exportación o industrial debemos de respetar.

Incluso hizo un llamado a los productores para exigir este respeto y también para que no vendan tomate a la industria.

“A los compañeros del cluster decirles que tenemos un pacto de no venderle a la industria que sale a ofertar tomate a mercado, la petición es no venderlo porque además te  dan una bicoca, 15 centavos o 20 centavos que con eso ni resolvemos nuestro de problema de inversión en cultivos y  lo que si debemos hacer es venderle a la industria que no está sembrando ya, venderles a ellos nuestros tomates para que los industrialicen.

Demandó  que por el bien de todos en las próximas temporadas las autoridades se preocupen por hacer una buena planeación,  y esto debe ser en hortalizas y granos,  porque hay números que indican cuanto soporta un cultivo.

Recordó que el año pasado por ejemplo hubo buenos precios para cultivos de chiles porque el sur de Sinaloa registró lluvias y se quedo esta zona,  pero este año al regresar la normalidad, y al entrar otra vez el sur de Sinaloa aumentó la superficie de chile y los precios han estado bastante bajos, tanto que no son suficientes para recuperar el costo de inversión por hectárea.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario por favor
Ingresa aquí tu nombre por favor