TAVO RIVERA, UN AGRICULTOR INOLVIDABLE

0
4116

Tavo Rivera, un agricultor inolvidable

Guasave es una tierra que se caracteriza por la bondad y la humildad de la gente y si alguien fue un fiel ejemplo de lo que es una persona con un alto sentido de solidaridad fue el inolvidable Tavo Rivera.

Originario de Guasave, Sinaloa, Octavio Rivera Favela fue un exitoso agricultor que igual compartía con quienes se encontraban en una posición económica privilegiada que con el más humilde campesino.

En Guasave, se le recuerda por su don de gente y sobre todo por su gran corazón, pues muchos de sus trabajadores recuerdan como Tavo los ayudaba al regalarles los servicios de trilla y transporte al momento de la cosecha.

Quienes tuvieron la fortuna de conocerlo aseguran que fue un gran benefactor, pues igual financió la construcción de la Iglesia del Pitahayal que ayudó a agrupaciones musicales que en su momento apenas iniciaban en la carrera artística.

Ese fue el caso de Los Tamazulas de Guasave, quienes compusieron el corrido a Tavo Rivera, pieza que se sigue tocando con música de banda en las fiestas patronales de El Pitahayal. A esta banda, el agricultor los respaldó con la compra de un camión para que pudieran irse de gira.

Este gesto inspiró al reconocido músico Adán López Urías a componer la canción que ahora es una pieza musical de estilo sinaloense muy alegre y cadenciosa,  que refleja plenamente el espíritu alegre  y bullanguero de los guasavenses, asegura el hisotirador Daniel García López.

Casado con la señora Ciria Gaxiola Sánchez, quien trabajó hombro a hombro para construir una gran empresa familiar, Tavo gozó de una linda familia con sus hijos Javier y Antonella (QEPD.

Lamentablemente él dejó este mundo el día 8 de febrero de 1998,  en un trágico accidente cuando apenas tenía 51 años de edad.

Productor de granos, pero también de hortalizas, Rivera Favela fue una persona  muy querida. “A nadie le decía que no cuando se le acercaban a pedirle ayuda,  siempre accedía y lo mejor es que nunca lo pregonaba, ayudaba callado la boca y nunca lo estuvo diciendo”, dice uno de sus amigos más cercanos.

Estoy convencido que el don que Dios le dio fue el de saber ayudar… por eso lo quería mucho la gente, al igual que a doña Ciria Gaxiola.

En el marco del Día del Agricultor, a Octavio Rivera Favela se le recuerda por haber dejado huella por su espíritu filantrópico, además de que en el aspecto empresarial tuvo la fortuna de ser presidente de la Unión de Crédito Agrícola e Industrial de Guasave, (UCAIGSA).

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario por favor
Ingresa aquí tu nombre por favor